Acceda a la cuenta de facebook de la Asamblea de Madrid. Acceda a la cuenta de Twitter de la Asamblea de Madrid.    English Version Linea Separador Búsqueda Avanzada

 

Principios que rigen la actuación de la Asamblea

 

 
La Asamblea de Madrid actúa sobre la base de los principios de autonomía (artículo 12 del Estatuto de Autonomía), permanencia (articulo 14.2 del Estatuto de Autonomía) e inviolabilidad (artículo 5 del Reglamento de la Asamblea).

La Asamblea de Madrid goza de autonomía, dentro de los límites marcados por los principios de jerarquía y competencia, para:
  • Aprobar sus propias normas internas con independencia de que su naturaleza sea parlamentaria o administrativa (autonomía normativa).
  •  
    • En ejercicio de esta proyección del principio de autonomía normativa parlamentaria la Asamblea ha aprobado hasta la fecha tres reglamentos parlamentarios: las Normas Provisionales de 1983 , el Reglamento de 1984 y el vigente Reglamento de 30 de enero de 1997 , así como otras disposiciones de desarrollo reglamentario bajo la veste de Resoluciones de la Presidencia o de Acuerdos de Mesa, bien con el parecer favorable de la Junta de Portavoces, bien oída ésta o en solitario.
    • En el ámbito administrativo destacan: el Estatuto de Personal de la Asamblea de Madrid, aprobado por Resolución del Pleno de 28 de noviembre de 2001 y el Reglamento de Régimen Interior, aprobado por la Mesa de la Cámara con fecha de 4 de diciembre de 2001, posteriormente modificado en el año 2002.
  • Aprobar sus Presupuestos y disponer de su Patrimonio (autonomía financiera). Anualmente la Mesa de la Asamblea aprueba el Presupuesto de la Asamblea (artículo 49.1.f) guión cuarto del Reglamento) incorporándose en los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid.
  • Fijar su organización parlamentaria y administrativa (autonomía organizativa). La Asamblea dentro de los límites jurídicos correspondientes puede libremente delinear su estructura orgánica parlamentaria y administrativa.
  • Fijar el régimen de recursos internos tanto parlamentarios como administrativos (autojusticia), sin perjuicio de su ulterior revisión por parte de los órganos jurisdiccionales competentes.
El principio de permanencia presupone que el Legislativo perdura indefinidamente en el tiempo, por lo que, aun cuando se produzca la extinción de la Cámara: bien por disolución anticipada (artículo 18.5 ó 21 del Estatuto de Autonomía) bien por extinción o expiración del mandato (artículo 10.1 del Estatuto de Autonomía) pervive la Asamblea a través de la Diputación Permanente, órgano que resurge, una y otra vez, para asumir la capital función de velar transitoriamente por la Cámara y sus poderes (artículos 14.2 del Estatuto de Autonomía y los artículos 79 y 83 del Reglamento de la Asamblea).
 
El principio de inviolabilidad se constituye como garantía del orden político y jurídico diseñado por el Estatuto de Autonomía frente a posibles actuaciones de otros poderes o de los ciudadanos cuando se encaminen a obstruir o impedir el cumplimiento de las funciones y las competencias atribuidas a la Asamblea.
 

 © 2006 - Asamblea de Madrid | Accesibilidad | Este sitio web utiliza los estándares definidos por el grupo W3C: CSS

Web optimizada para una resolución de pantalla de 1024x768

Visitas:Contador de visitas de la Asamblea de Madrid